¿Qué le ocurrió a Ann Taylor?

¿Qué le ocurrió a Ann Taylor?

  • Relatos cortos
  • 2 capítulos

¿Te gusta la obra? ¡Anímale a publicar con tus aplausos!

Lecturas 403
Guardado en favoritos 35
Comentarios 31

Alguien que solo pretende indagar en lo potencial mas allá de las convenciones y de los rebuznos de los que se creen sabios. Alguien que...

  • 138
  • 626

Descripción

Dentro de ese cuarto, desnuda, la boca seca, Ann se postró al cansancio y con entereza lúgubre desdibujó a su silueta al hundirse dentro de la cama. No quería añadir a su historia más venenos ni advertir a las perplejidades. Tal vez había sido avasallada, pero no confrontó a lo que pasó con reglas preconcebidas. Era cuestión de someterse a lo arquetípico del sueño con la sencillez habitual. Se había sumido en una fragmentación que no brindaba socorros, y derivó en alucinaciones. Las impecables neblinas nocturnas le otorgaron sus símbolos de confusión, que se centraron en diezmar a los sucesos diarios. Se sintió una versión degradada de sí misma, y no imaginó que aquello sería un viaje que la apartaría del tiempo y del desear constante. Con la intención de desandar a la bizarría de esos tiempos, había enumerado inconexos datos de manera salvaje. Le pareció que sus piernas estaban azuladas, y que el escarnio se adentraba de su alma; el mundo se rodeaba con peligros. Tal vez, al dormir, cumpliría con lo que fue sembrado en alguna predestinación. Quería flotar sobre la luz y las catástrofes naturales, y establecer finos controles sobre las dispersas sombras. Unas horas antes, una persona la había juzgado indiscernible y le ofertó a su temida piedad. Cuento,15 páginas.

¿Te gusta? ¡Díselo al autor!
Publica tu reseña sobre el manuscrito

Para comentar, hay que estar registrado