El Sobreviviente

El Sobreviviente

  • Relatos cortos
  • 2 capítulos

¿Te gusta la obra? ¡Anímale a publicar con tus aplausos!

Lecturas 72
Guardado en favoritos 8
Comentarios 21

Descripción

El toma la decisión de su muerte, pero todo sale mal.

¿Te gusta? ¡Díselo al autor!
Publica tu reseña sobre el manuscrito

Para comentar, hay que estar registrado

  • YONHATAN ESPINOSA GÓMEZ

    YONHATAN ESPINOSA GÓMEZ - miércoles, 24 de julio de 2019

    Hola Carla, un saludo desde Colombia. ¿Qué te puedo decir que ya los otros compañeros no te hayan mencionado? Pues bien, partamos de una sincera felicitación por éste corto relato que nos plantea un severo drama como es EL SUICIDIO. A veces uno piensa ¿Cómo una persona puede optar por esa salida? ¿Sería un acto de cobardía? ¿Sería un acto de valor? La respuesta siempre será incierta, pues el único que la sabe es quien lo lleva a cabo. Me gusta que tú en éste corto relato has logrado plasmar: - La angustia del personaje, sus miedos, su desesperanza, su conflicto existencial a tal punto que cuando lo hizo se sintió pleno, libre, feliz y sin culpa… pero a medida que va padeciendo su sufrimiento comienza a querer no haberlo hecho, comienza a desear retroceder y comienza a ver las posibilidades que no pudo ver antes para solucionar sus problemas. (Recordé al psicópata Gigsaw del “juego del miedo” que dice: “Hay gente que no agradece la vida pero cuando están en las últimas comprenden su valor”) La construcción del personaje en estas pocas páginas me pareció acorde – “En lo personal siempre me ha parecido más complicado escribir en primera persona porque es escribir un monólogo largo y puede ser un arma de doble filo, ya que puede enganchar al lector o aburrir al lector por leer un pensamiento tan largo del personaje” ¬¬– en tu caso lo pudiste hacer de manera amena porque propones diferentes estados mentales del personaje que invitan a meditar al lector y a ponerse en su lugar – sin duda has creado un relato muy bueno sobre un tema triste y polémico. – (Me parece que debes revisar de nuevo el texto… te comes letras, te comes tildes, faltan signos gramaticales que deberían darle fuerza a determinadas acciones: como signos de exclamación, puntos suspensivos para permitir reflexionar un poco algunos pensamientos del personaje.) – siempre he dicho que un escritor debe ser similar a un director de cine, El director de cine exige lo mejor de sus actores y los explota al máximo… pues bien el escritor debe exigirle lo mismo a sus personajes para que sean creíbles ante el lector y por eso son tan importantes los signos gramaticales porque te marcan el estado de ánimo, la fuerza, la locura, los miedos, las decisiones del personaje… (Debes lograr en tu texto que tu personaje se gane un Oscar de la academia trasmitiendo emociones y sentimientos al lector, aunque me parece que lo has hecho.) – en conclusión me parece un texto muy bueno, ágil de leer, con un tema controversial y un desarrollo destacable del personaje, sin ser tu mejor obra, porque me encantó OLOR A INFIERNO. Saludos, Car...

  • Heidi Vivas

    Heidi Vivas - domingo, 30 de junio de 2019

    Me agrada tu forma de describir las sensaciones y sentimientos que va viviendo el personaje. Atrapante lectura.

  • Federico Alejandro Cruz Márquez

    Federico Alejandro Cruz Márquez - jueves, 16 de mayo de 2019

    Muy buen relato. Yo lo veo como alguien que ha dejado todos sus prejuicios y temores atrás y ha comenzado una nueva vida. Estamos hablando de alguien que se ha reinventado y ha renacido en una vida más ligera y más libre. A veces cuesta trabajo y nos sentimos culpables pero siempre es importante dar ese paso valiente para poder estar mejor.

  • Francisca Abad Ulloa

    Francisca Abad Ulloa - jueves, 16 de mayo de 2019

    Hola Carla. He leído esta obra y me ha gustado mucho. Pese a ser un relato corto, logras transmitir muy bien los sentimientos del protagonista con una narrativa sencilla, pero que a la vez permite al lector, trasladarse a esa sensación de desesperación que, al cruzar por un cuadro claro de depresión, lleva al personaje principal a tomar una decisión tan dura. Sin embargo, pese a ello, el instinto de vida y de defensa que tenemos los seres humanos ante situaciones que ponen en peligro nuestra existencia, siempre está presente, y eso se puede ver cuando le entra el pánico por no poder respirar; o cuando se pone a pensar que debió indagar o investigar más sobre cuáles serían los síntomas… entonces considero que todo eso le da un toque muy humano, y sobre todo REAL, al protagonista. Por otro lado, te felicito por la temática. No todas las personas toman un riesgo tan grande como hablar de un tema tan sensible como el suicidio. Y me parece que lo has hecho muy bien. Felicidades. Saludos desde Ecuador :)

  • Antumbra

    Antumbra - jueves, 16 de mayo de 2019

    Bien. He aquí mi comentario de "El Sobreviviente": El cuento tiene una premisa interesante, ya que el suicidio es una alternativa fatídica para acabar con los problemas y, por desgracia, es algo que no deja de existir en todos los países. Ahora bien, el estilo narrativo en primera persona permite una mayor introspección, o sea, podemos ver la mente del personaje, desde sus ideas hasta sus sentimientos. Por ello es fundamental cuidar el ritmo de los pensamientos, por lo que los signos de puntuación son cruciales para determinar las transiciones que se tienen. Lo mismo va para los diálogos; el uso de guion largo es reglamentario, tanto para abrir un diálogo como para marcar la diferencia entre las acciones del personaje y lo que dice. En cuanto a la construcción del personaje, está bien hecho, pero su miedo no se transmite correctamente por la misma disparidad con que se usaron los puntos y comas. Eso sí, reconozco que esos pensamientos que tiene el chico son lógicos. El personaje se comporta lógicamente ante su "muerte", pues no importa qué tan extraño se le haga, sigue conservando ese toque humano. Asimismo, ten cuidado con la falta de acentos, ya que hay palabras que pueden sacarse de contexto, como en este pedazo: "Ya no recordaba bien sus voces, paso mucho tiempo de la última vez que hablamos, pero se me acongojaba la panza solamente de pensar en el momento...". La palabra "paso" es de esas que tienen más de un significado, por lo que su acento es diacrítico y, por tanto, crucial para evitar que el lector pierda el hilo por empezar a leer mal la oración desde el inicio y se vea obligado a regresarse. Por lo demás, es un cuento agradable, mejorable gramaticalmente, pero disfrutable. Ese giro argumental del final fue... algo divertido e irónico, lo reconozco, pero a mi gusto, tal final le quitó peso a su supuesto sufrimiento. Fue como si, con sólo salir a la calle, todo lo que llevó al personaje a tomarse esas pastillas ya no tuviese importancia. Repito, me gustó ese giro, pero me queda la duda de cómo quedó psicológicamente ese personaje después. Finalmente, es un buen cuento. Tiene un cómico encanto esperanzador que me amarga, y eso es algo nuevo para mí. Felicidades Carla, añadiste un estado emocional extraño a mi repertorio.

  • Aarón Alejandro  Romo Arceo

    Aarón Alejandro Romo Arceo - jueves, 16 de mayo de 2019

    Muy buena historia. Vívida, bien narrada, una prosa certera, un uso de la figura retórica limitado pero sobrio, simpleza y sencillez manejadas con inteligencia y habilidad. Francamente todo un descubrimiento. Tanta intensidad en tan pocas palabras. Se necesita talento para eso. Felicidades, señorita Carla.

  • Carlos Rodríguez Martínez

    Carlos Rodríguez Martínez - miércoles, 15 de mayo de 2019

    Hola, Carla. Lo primero felicitarte por el relato. Envidio mucho a los que tenéis la capacidad de condensar una historia en pocas palabras, lo reconozco ja ja ja. Del relato intentaré no repetir ya lo dicho por los compañeros aunque no prometo nada ;P El desarrollo de la trama me parece acertado tras decidirte por la primera persona. Describes bien las sensaciones del protagonista en todo momento: sus dudas y miedos posteriores a su "supuesto" suicidio, ¿acertó con la dosis?, ¿debería de haber elegido otro método más contundente?; el arrepentimiento y el dolor que dejaría en los suyos una vez descubrieran lo que había hecho; la melancolía al entender que no había vivido, o no al menos de una manera más liberada (el extracto donde admite que incluso no hacía ruido en su propia casa me gusta mucho ;) ) y para acabar el giro final. Ese momento donde, de manera irónica o no, descubre que tiene una segunda oportunidad. La pregunta que nos queda es si la aprovechará o si todos esos pensamientos, esa clarividencia repentina, desaparecerán una vez vuelva a su rutina... Más allá de los errores gramaticales que ya te han mencionado los compañeros de manera acertada, el resto del texto me parece bueno y desarrolla ligeramente, no sé si era tu intención inicial o no, una premisa interesante de la que ha habido estudios y debates: ¿hay algo más después de la muerte? ¿Hay ese famoso limbo que mencionas o una vez morimos ya está y todo se funde a negro? Sea como sea, felicidades de nuevo, Carla

  • Annisa Begoña Parra Navarrete (P.Vanrretea)

    Annisa Begoña Parra Navarrete (P.Vanrretea) - martes, 14 de mayo de 2019

    No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague. He aquí mi comentario. 😊 Intentaré separarlo en dos partes. Primero el tema central: Siento que manejaste muy bien el tema de la depresión, considerando que es un tema muy presente en la sociedad. Al final del día, uno nunca sabe a dónde o quienes irán a leer lo que uno escribe, por lo que la delicadeza que usaste te permite ingresar a un mundo donde la depresión la puede experimentar de forma directa (ya sea porque la sufre) o porque tiene algún pariente o amigo cercano. En ese sentido tiene este relato tiene un plus bastante bueno. Ahora, el giro del final que le diste a la historia me gustó mucho porque descoloca al lector. Lo saca de la narrativa inicial que uno puede presentar. Personalmente a mí me gusta mucho, por eso lo destaco. La otra mitad de mi comentario lo quiero enfocar a la redacción y edición final. Estoy de acuerdo con el resto, hay detalles que hay que considerarlos porque el lector es lo primero que ve y usualmente es la causa de que pierda el interés de continuar con la lectura. Coincido contigo que las erratas (ortografía y puntuación) se puede deber a que el cerebro no es capaz de percibirlo cuando esta tan metido en la historia, pero hay un gran aliado que puedes usar para contrarrestarlo al mínimo; y es tu oído. Leer un texto en voz alta, te permitirá escuchar y ser consciente de los errores incluso de los signos de puntuación porque tu respiración te marcará las pausas correspondientes que ayuda a la fluidez narrativa. También te ayudará a descubrir si las oraciones (sobre todo las subordínales) suenan natural. Eso es lo que me pasó al leer muchas repeticiones en tu relato. Entiendo que la historia se basa prácticamente en la cabeza del protagonista, por lo que me hace sentido que estén presentes, pero no en exceso como ocurrió en este caso, lo que, por un momento, perdió esa naturalidad que mantenías al inicio. Sin lugar a dudas, eso se mejora con la práctica. También hay que tener cuidado con el uso de los tiempos verbales, eso provoca mucho la falta de concordancia entre una idea y otra (me pareció mucho que lo mencionó Harold). Hace perder el hilo conductor de la trama a veces que termina por desconcentrar. A modo de conclusión: Me gustó la obra, tienes mucho potencial así que repito lo que te dije en su momento, el curso te está funcionando de maravilla o sinceramente tienes un don innato. Errores… siempre estarán presente, la ventaja que tendrás es que ahora en adelante podrás contrarrestarlo con todo lo que has leído de los comentarios de los demás. Por mi parte yo te doy 5. Continua así y llegarás muy lejos. ¡Besos!

  • Harold Kurt

    Harold Kurt - viernes, 26 de abril de 2019

    Muy buen relato. Saludos.

  • Carla Daniela

    RE:

    Carla Daniela - sábado, 11 de mayo de 2019

    Muchas gracias Harold!!!

Más en Relatos cortos

Ver todos