Café Zilda

Café Zilda

  • Relatos cortos
  • 2 capítulos

¿Te gusta la obra? ¡Anímale a publicar con tus aplausos!

Lecturas 59
Guardado en favoritos 7
Comentarios 16

Nací el 20 de marzo de 1988. Soy administrador de profesión. Nunca estudié literatura (a nivel universitario, quiero decir) y, de hecho, en mi vida...

  • 5
  • 519

Descripción

Un hombre desmemoriado atraviesa la carretera en coche. No tiene idea de dónde viene o de cuál es su destino. Tampoco recuerda su nombre. Un cartel metálico llama de pronto su atención y lo obliga a detenerse. Se deja guiar por los repentinos y vagos recuerdos que las palabras "Café Zilda" despiertan en su mente. No le cuesta mucho tiempo ni esfuerzo encontrar un local con ese mismo nombre a pocos metros de la carretera. Allí se reencuentra con Carla, su novia, y es entonces que muchos otros recuerdos empiezan a invadir su mente, llenándolo de terror por lo que cree haber hecho en el camino.

¿Te gusta? ¡Díselo al autor!
Publica tu reseña sobre el manuscrito

Para comentar, hay que estar registrado

  • Luis  Roche Peña

    Luis Roche Peña - domingo, 10 de marzo de 2019

    Ya está. Buen comienzo.

  • Gabriel Deledda

    RE:

    Gabriel Deledda - martes, 12 de marzo de 2019

    Muchas gracias por la lectura y por el comentario. Saludos!

  • Luis  Roche Peña

    Luis Roche Peña - domingo, 10 de marzo de 2019

    Me gusta. Capta la atención. Sólo que no consigo poner aplausos ni proseguir la lectura. Ignoro si es problema de mi ordenador. Saludos.

  • Andrea Barrios Cedrés

    Andrea Barrios Cedrés - martes, 12 de febrero de 2019

    Estremecedor, interesante, muy bien logrado. Te felicito. :- )

  • Gabriel Deledda

    RE:

    Gabriel Deledda - viernes, 15 de febrero de 2019

    Hola, Andrea. Que bueno que te haya gustado. Saludos! :)

  • Andres Torres

    Andres Torres - sábado, 2 de febrero de 2019

    Hola Gabriel, este es el relato que más me ha gustado de todo lo que has publicado. Siento influjos de grandes autores norteamericanos como Carver, Hemingway cuentista, algo de Bukowski e incluso a los de la generación beat. Incluso películas Como death proof de Tarantino o Mulholland drive de David Lynch. Es muy agradable la forma de no contar los detalles del relato sino insinuar con frases concisas. Seguiré al tanto de tus publicaciones.

  • Gabriel Deledda

    RE:

    Gabriel Deledda - martes, 5 de febrero de 2019

    Hola, Andres. Muchas gracias por leer y que bueno que te haya gustado. Y si, tienes razon en lo de las influencias, porque ultimamente estoy leyendo a muchos cuentistas norteamericanos (entre ellos a Carver y a Hemingway). Tambien me gusta el cine de autor, Tarantino y Lynch son maravillosos, pero si hay una pelicula que me ha inspirado para algunos momentos de este cuento esa es sin duda The death and the Maiden, de Roman Polanski. Saludos!!

  • Gabriel Deledda

    RE:

    Gabriel Deledda - martes, 5 de febrero de 2019

    Hola, Andres. Muchas gracias por leer y que bueno que te haya gustado. Y si, tienes razon en lo de las influencias, porque ultimamente estoy leyendo a muchos cuentistas norteamericanos (entre ellos a Carver y a Hemingway). Tambien me gusta el cine de autor, Tarantino y Lynch son maravillosos, pero si hay una pelicula que me ha inspirado para algunos momentos de este cuento esa es sin duda The death and the Maiden, de Roman Polanski. Saludos!!

  • Miguel da Unamenos

    Miguel da Unamenos - domingo, 13 de enero de 2019

    Ando de nuevo con el tiempo escaso, cosas de la vida, cuyas corrientes nos arrastran a todos, así que me llevó dos días leerlo. Pocas cosas no pueden la paciencia y el tesón, más si son de nuestro agrado. Me ha gustado mucho, Gabriel. Finalmente, las extrañas lagunas de memoria que sufre el protagonista son aclaradas por ese extraño síndrome que padece. En todo momento se evidencia su casi dependencia emocional de la mujer, de quien además es primo hermano. A ambos los une un profundo daño ocasionado por un mismo hombre, padre de ella (que es la que lleva la peor parte con diferencia), autor de actos deplorables que la marcarán de por vida. Un gusano sin escrúpulos. El final, en esa reunión familiar en la que nadie sabe nada de ese monstruo, deja ver la imagen que de ellos hay en las mentes de los congregados, pero nadie sabe nada de sus vidas, pese a cómo los juzgan, tal como sucede en la vida más allá de esta historia. Excelente, Gabriel.

  • Gabriel Deledda

    RE:

    Gabriel Deledda - martes, 15 de enero de 2019

    Hola, Miguel. Gracias por dedicar un poco de tu tiempo a leerme. Te confieso que me costo mucho escribir esta historia, sobre todo de la mitad en adelante, basicamente porque el personaje del padre de la chica me produce escalofrios. La idea de este cuento era jugar un poco con la idea de victimas y victimarios: Carla y Hugo en un principio aparecen como meros victimarios (tal vez simples secuestradores), pero parrafos mas abajo queda claro que son en realidad unas victimas del sujeto. Y tambien me gusto lo que pusiste de la dependencia emocional de Hugo hacia Carla, porque fue algo que quise transmitir pero sin decirlo abiertamente; siempre trato de escribir sin olvidar nunca la regla de oro en narrativa que dice "es mejor mostrar antes que explicar". Saludos, Miguel!! Un abrazo!

Más en Relatos cortos

Ver todos