Odisea Galáctica IV

Odisea Galáctica IV

  • Ciencia ficción y fantasía
  • 2 capítulos

¿Te gusta la obra? ¡Anímale a publicar con tus aplausos!

Lecturas 36
Guardado en favoritos 2
Comentarios 0

Me gusta escribir desde que tengo uso de razon. Hace poco más de un año encontré la inspiración que necesito para escribir mis obras y...

  • 4
  • 53

Descripción

Horas antes de la tierra ser destruida por un enorme cometa. La presidenta de los continentes unidos en compañía de los representantes de las naciones. Envió hacia el espacio la nave de batalla Arca de Noé. Se había descubierto un planeta habitable a millones de años luz de distancia. Pero la nave no estaba terminada y no podía llevar hombres en su viaje. En su lugar fueron instalados millares de embriones humanos en cápsulas de criogénesis. La máquina nodriza Ángela una inteligencia artificial de última generación era la encargada de mantenerlos a salvo. La nave autónoma se debería ir construyendo a sí misma a lo largo del viaje. Estaba equipada con depósitos de melero un metal altamente resistente sacado del corazón del planeta siniestrado. Este daría protección a la cubierta del arca contra temperaturas mayores a las de cinco soles como el que orbitaba la tierra. Marcos el pequeño hijo de tres años de la presidenta fue subido a bordo y puesto en una pequeña cápsula. Era el deseo de la madre que el pequeño pudiera llegar hasta la lejana galaxia de Pencaros. Así habían nombrado a la nueva estrella que parecía una réplica exacta de la tierra. Veinte años antes de llegar a su destino; Ángela la inteligencia artificial. Debería sacar de la criogénesis a 100 embriones y someterlos a un duro entrenamiento militar. Para ese entonces la nave debería estar completa y necesesitaría mucho personal para encargarse del peligroso arsenal que escondía. Deberían estar preparados para lo que les esperaba. Desafortunadamente faltando 40 años para llegar a su destino. La inteligencia artificial se ve obligada a despertar al pequeño Marcos. Un dron averiado que traía aferrado a su casco una extraña criaturita amorfa. Regresó con noticias desalentadoras. Había un peligroso escenario de guerra a cinco años de distancia. Ángela no tenía acceso al arsenal de guerra para defender la nave. Había que tomar una decisión y eso hizo. Utilizó videojuegos para enseñarle a Marcos el funcionamiento de la nave y como controlar el arsenal. Durante cinco años el pequeño se sometió a un riguroso entrenamiento. El nivel doce de la simulación principal de batallas galácticas todavía no lograba superarlo cuando llegó al cinturón de asteroides de Larperión. Sin embargo el niño y la criatura que resultó ser el descendiente de una poderosa raza de extraterrestres se las ingeniaron para derrotar una poderosa flota tripulada por lagartos azules. Desde ese momento muchas batallas los unieron. El camino de ambos estaba firmemente ligado. Uno de ellos daría su vida para que el otro consiguiera salvar su hogar ¿ Sería Marcos el héroe o el pequeño Diggie como bautizó el niño a la criatura? Lee la historia y descubre el sorprendente final.

¿Te gusta? ¡Díselo al autor!
Publica tu reseña sobre el manuscrito

Más en Ciencia ficción y fantasía

Ver todos