Y sin embargo humano

Y sin embargo humano

  • Relatos cortos
  • Manuscrito acabado
  • 2 capítulos

¿Te gusta la obra? ¡Anímale a publicar con tus aplausos!

Lecturas 88
Guardado en favoritos 7
Comentarios 28

Soy siervo de mi incomprendida entendedera, de la que emerge todo lo malo y lo bueno que habita en mis fantasías, y que siempre pugnan,...

  • 7
  • 101

Descripción

De cuando los miedos gobiernan nuestras vidas.

¿Te gusta? ¡Díselo al autor!
Publica tu reseña sobre el manuscrito

Para comentar, hay que estar registrado

  • Andrés  Dickinson

    Andrés Dickinson - domingo, 10 de marzo de 2019

    Esas son almas que se devoran a sí mismas. El miedo cuece en los sótanos del cuerpo y el alma es la que sufre la metamorfosis de ser para-sí a ser en-sí. Se materializa y por ende se fragmenta, enferma. Miguel (cuyo apellido y, por qué no, escritura resuena en Unamuno), este texto me ha dado a entender que los vicios más frecuentes son la soledad y, por sobre esta, el miedo. Te felicito por esta prosa tan cuidada, construida, me imagino, en el alborozo de las horas más geniales, es decir, donde el genio del espíritu abunda inspirado en la melancolía de la existencia. Saludos compadre.

  • Miguel da Unamenos

    RE:

    Miguel da Unamenos - domingo, 17 de marzo de 2019

    Gracias, Andrés. Fue un texto que, en efecto, hice bajo el influjo de intensas emociones, producidas al percibir el profundo abismo en que se movía alguien por quien mucho aprecio tengo. Cierto es, algo así no puede surgir de un alma que no esté sufriendo.

  • Javier O. Sosa

    Javier O. Sosa - jueves, 22 de noviembre de 2018

    Extraordinario. Debo resaltar la precisión del título, ya que este sentir puede tener diversos orígenes, incluso la de saberse un pobre y triste humano que, más allá de la lucha de todos los días, esconde también una bestia, y que ésta se muestra bien presta a salir de su escondite al menor descuido. Felicitaciones

  • Miguel da Unamenos

    RE:

    Miguel da Unamenos - viernes, 23 de noviembre de 2018

    Muchas gracias, Javier. Aplacadas, así gustamos de tener cada uno a nuestras bestias, pues tememos su despertar, incluso más que los otros. Gracias por visitar estos lares.

  • Antumbra

    Antumbra - viernes, 23 de noviembre de 2018

    Hola, Miguel. Sí. Ya te debía yo un comentario, luego de postergarlo por tanto tiempo gracias a temores que ya te expuse con anterioridad; me gustó este pequeño relato, te lo adelanto. Recorrer estas oraciones con ese dejo poético que te caracteriza tanto me pareció agradable, y hasta un pequeño motivo para sentirme desolado... en cuanto a tu redacción: ortografía impecable. Creo que no vi desliz alguno, y eso siempre es un gusto. Pero, debo mencionar que abusas un poco de las comas; las usas con mucha frecuencia en una sola oración, lo que sentí le quitó fluidez a la lectura. Pero algo que sí te elogio es un buen manejo del hipérbaton. Muy distintivo del género de la poesía que no incomoda pese a que el texto alude más a la reflexión de un ser humano rehuyéndole a la reconciliación espiritual al recibir demasiado daño con la dura maestra que es la vida... siento alivio, cosa aparte. Lo comprendí. En este texto particular, creo que hay cosas que pulir, pero son mínimas y sólo refieren al ritmo, no al contenido. Estoy feliz de haberte dado una oportunidad, mi estimado.

  • Miguel da Unamenos

    RE:

    Miguel da Unamenos - viernes, 23 de noviembre de 2018

    ¡Sean bienvenidas esas palabras, Antumbra! Qué agradable saber que te gustó lo que leíste. Y sí, es cierto, a veces me excedo con las comas. No sé qué tienen que me gustan tanto. Pero llevas razón. En este texto en concreto, al que unas veces he aligerado de comas del mismo modo que en otras lo he cargado, como en esta ocasión, tenía la impresión de que la expresividad y garra que lo acompañan quedan diluidas cuando son muchas las detenciones que se exigen al leerlo. Cierto es que gana profundidad cuando son menos los obstáculos. Es curioso, cuando le di forma por primera vez apenas la puntué. Prometo soltarle lastre. Y muchas gracias por la observación, pues es de la segunda que aporta y ayudan a crecer si se las atiende. Saludos mil.

  • CARME

    CARME - sábado, 17 de noviembre de 2018

    Me encanta Goya, es mi pintor favorito...así que el texto prometí desde la portada jeje....Pero además está bien escrito, es reflexivo...tiene garra, fuerza y tiene mucho sentimiento...Si no fuera por el miedo yo habría hecho muchas más cosas de las que he hecho en mi vida...el miedo incluso a cosas tan tontas como volar...pero si no tuvieramos miedo...me imagino que el abismo estaría más cerca siempre no??? porque no tendríamos prudencia. Me gusta mucho tu prosa...porque va a medio camino entre lo poético y lo sencillo y se entiende perfectamente a pesar de su complejidad. Un placer. Un abrazo.

  • Miguel da Unamenos

    RE:

    Miguel da Unamenos - lunes, 19 de noviembre de 2018

    Fuertes son las cadenas con las que el miedo nos apresa, sin duda. Gracias Carme.

  • Gabriel Deledda

    Gabriel Deledda - domingo, 11 de noviembre de 2018

    Tal vez no.se trate de la lectura mas adecuada para un domingo por la tarde, pero realmente es un texto conciso y profundo que no.tiene desperdicio. Saludos, Miguel.

  • Miguel da Unamenos

    RE:

    Miguel da Unamenos - lunes, 12 de noviembre de 2018

    ¡Cielos! ¡Un domingo por la tarde! Un crimen sin duda es este texto entonces, pues arroja tristeza sobre tristeza. ¡Mal rayo me parta! Espero que el lunes amaneciera más colorido, Gabriel. Saludos.

Más en Relatos cortos

Ver todos